Dic

“Nuestra empresa ha tenido que internacionalizarse desde la crisis”.
“La mayoría de nuestros clientes están ubicados fuera de España”.
“Tenemos que preparar una presentación en inglés para un cliente potencial para la semana que viene”.

Irene presenting resized

Éstas son tan sólo algunas de las frases que los clientes de Serveis Lingüístics Barcelona (SLB) nos dicen con frecuencia. Los alumnos de SLB pueden variar: desde aquellos que no tienen ninguna necesidad laboral de mejorar su inglés hasta los que tienen que preparar una presentación en inglés para una multinacional en pocos días.

El primer tipo de alumno puede estar motivado por viajar al extranjero: tener un nuevo miembro en la familia anglófono, ser fanático de una banda inglesa o para ver series y leer libros en versión original. El segundo tipo de alumno que tiene que mejorar el inglés puede que no tengan mucho tiempo para disfrutar del aprendizaje de la lengua por la presión en la que se encuentra. Éste tiene que preparar, representar y entregar un proyecto en un corto periodo de tiempo.

Para un profesor de SLB, como yo, este tipo de clases de inglés tiene una serie de objetivos y los logros son claros y tangibles. Por ello, disfruto de estas clases y de todos los retos que conllevan. Sin embargo, estos mismos retos pueden ponerle los pelos de punta a cualquier persona que no esté hablando su lengua nativa: es en ese momento cuando SLB puede ser de gran ayuda.

Las “6Ps” fueron inculcadas en un equipo juvenil de rugby, en el cual yo jugaba, por nuestro excéntrico pero indiscutiblemente efectivo entrenador. Para todos aquellos que no hayáis tenido el placer de conocerlas, las “6Ps” son: Prior. Planning. Prevents. Piss. Poor. Performance. Y su significado vendría a ser: “La Planificación Previa Previene una Cagada en el Resultado”. Y mientras algunos quizás no apreciáis el lenguaje del viejo entrenador, el mensaje es indiscutible. Entonces, y para nuestros propósitos como formadores y profesores de inglés, el ensayo, el simulacro y el proceso de retroalimentación positivo son el motor principal del rendimiento.

Los alumnos que quieren mejorar el inglés reciben las anotaciones y los comentarios personalizados de sus formadores. En un corto periodo de tiempo, y con una inevitable motivación por la presión laboral, los alumnos pueden progresar rápidamente, mejorar la comunicación oral y obtener confianza y resultados.

¿Tienes una presentación la semana que viene? ¿Vas a viajar a Escandinavia pronto? ¿Fue la última conferencia impenetrable? Trabajaremos contigo para mejorar tus resultados y te ayudaremos a desarrollar tu capacidad y confianza. Con nuestra experiencia como formadores, podemos ofrecer varias técnicas de aprendizaje para trabajar dependiendo de cada situación. Como un cliente dijo recientemente: “Estamos muy orgullosos del trabajo realizado, sin vuestra colaboración el resultado no hubiera sido el mismo”.

Para aquellas personas interesadas en mejorar su nivel de inglés más pausadamente, se les recomienda cursar un curso extensivo y se podría organizar fácilmente. No obstante, si una empresa, un equipo o un individuo tiene la necesidad de mejorar sus “tácticas” inglesas: olvida las “6Ps” y recuerda las tres letras de SLB.

Para contratar tus clases a medida haz clic aquí

A %d blogueros les gusta esto: