Hace unos días analizábamos las diferencias entre los dos exámenes de Cambridge más populares: el First (FCE) y el Advanced (CAE). Si entonces decíamos que el CAE es un paso más allá, en este post queremos ver hasta dónde llega el nivel de un Proficiency (CPE) para que puedas saber si es el certificado de inglés al que deberías optar.

¿Qué diferencia de nivel hay entre el Advanced y el Proficiency?

Como dice la propia información de Cambridge, la principal diferencia es que mientras que un titulado de CAE tiene un nivel muy alto de inglés, el de CPE ha alcanzado la excelencia. Técnicamente y siguiendo el Marco Común Europeo de Referencia, el primero es un C1 y el segundo un C2. Y esto, como certificado de inglés, es muy importante.

El Advanced es un título que demuestra que estás preparado para vivir, estudiar y trabajar en un país anglosajón. Comprendes el idioma y te expresas a un nivel avanzado, incluso en contextos técnicos educativos o laborales. Por ello, muchas universidades, como la Warwick o Sidney lo utilizan como estándar en las solicitudes de ingreso. También empresas como Bayer y países como Australia para sus visados.

La clave del Proficiency es que sitúa al titulado al mismo nivel que un hablante nativo. Con él certificas estar capacitado para estudiar o trabajar en entornos de gran exigencia idiomática. Como decíamos en el post anterior sobre los tipos de certificados de inglés, si apruebas tu examen de Cambridge CPE tendrás un título aceptado a nivel mundial: por algo es el nivel máximo de ESOL. Grandes multinacionales como Peugeot, universidades como el Trinity College de Dublin y países como Irlanda lo reconocen.

¿En qué se diferencian los exámenes de Advanced y los de Proficiency?

Libro de la editorial Oxford de Cambridge English Proficiency - El libro y su imagen son propiedad de la editorial Oxford

Los exámenes de Cambridge son muy parecidos entre sí, algo que siempre repetimos en nuestras clases de inglés en Barcelona; si te quedan dudas de cómo son, puedes ir a ver la primera parte de este post siguiendo este enlace. La estructura y apartados de la prueba de CAE y de CPE son las mismas: Reading and Use of English, Writing, Listening y Speaking. El tiempo para hacer todo el examen no llega a las cuatro horas, 3:55 en el primer caso y un minuto más en el segundo.

La parte del Reading and Use of English no se diferencia por tener textos más largos o pruebas distintas en el Proficiency. La dificultad aumenta porque se exige una mayor precisión semántica, la construcción de palabras más complejas mediante afijos, phrasal verbs avanzados y la perfecta composición de las frases. La precisión también es fundamental en cuanto a identificar el tono, la opinión y los matices que esconden los textos, algo que no se exigía en el Advanced. El Reading and UoE tiene un tiempo de 1:30. Para estos ejercicios, lo que más sirve es practicar, hacer la mayor cantidad posible hasta que manejes los distintos procesos con facilidad.

En el Writing, lo que destaca del CPE es el uso de textos literarios complejos como puede ser The Great Gatsby de Scott Fitzgerald para la segunda parte, que es optativa. Sólo si se han comprendido los textos al detalle se recomienda hacerla. Para la parte obligatoria, la diferencia respecto al CAE es saber manejar argumentos complejos; de nuevo el salto de dificultad está más en los matices que en el uso correcto de la gramática, que ya se presupone. El tiempo para el Writing es de 1:30. Si quieres estar realmente preparado, desde Serveis Lingüístics Barcelona recomendamos que te acostumbres a la lectura de textos complejos, ¡atrévete con los clásicos de la literatura en lengua inglesa y verás que poco a poco este tipo de ejercicios te resultan más sencillos!

El apartado del Listening, en ambos exámenes, tiene una duración de 40 minutos, se divide en cuatro bloques y contiene 30 preguntas en total. El tipo de audios son los mismos en el CAE que en el CPE; lo que se valora al aspirante del último no es sólo captar las opiniones que se expresan, sino lo que puede esconder el contexto y la forma de hablar. Todo ello con temas y vocabularios más técnicos que en el CAE. Para preparar esta prueba, además de ver películas y series en versión original, es perfecto navegar por la sección de Podcasts de la BBC. Escucha programas de temáticas generales para hacer oído, pero también aquellos más especializados para aprender nuevas palabras e incorporar términos técnicos y más avanzados.

Ejercicios para el examen de Cambridge Proficiency - Serveis Lingüístics de Barcelona

El Speaking es el apartado que más cambia en el Proficiency respecto al Advanced. Pasa de cuatro a tres partes, poniendo el énfasis en la conversación y debate entre candidatos. Sigue habiendo una primera parte de presentación, que debe ser más elaborada que en exámenes anteriores, y  que da paso en el CPE a la tarea colaborativa. Lo fundamental de esta parte es demostrar que se tienen las herramientas para expresar la opinión propia, argumentar, rebatir y alcanzar un acuerdo. La última parte se compone de una intervención larga y otra discusión. La intervención es de dos minutos, con un discurso a elaborar a partir de una tarjeta indicativa. ¡Hay que saber medir muy bien el tiempo y tener claro qué se quiere expresar, pues pasado el tiempo te interrumpirán! Después, se desarrollarán los temas con la otra persona.

Para el Speaking del CPE se cuenta con 16 minutos, uno más que en el CAE. En este apartado es muy importante estar seguro, no tener problemas en soltarse a hablar y tener confianza en uno mismo y en el compañero con el que te examinas. En nuestras clases de inglés en Barcelona nos encargaremos de buscarte una pareja lingüística, con la que poder practicar hasta que desaparezcan los nervios y ambos os expreséis con la soltura propia de este nivel.

Como has podido ver en cada apartado, el salto de nivel entre estos dos exámenes de Cambridge se basa fundamentalmente en la capacidad de entender y utilizar los conceptos más abstractos, así como un vocabulario más técnico y complejo. Se da por supuesto en el CAE y en el CPE el conocimiento y manejo correcto de la gramática: son los aspectos más intangibles del idioma lo que hay que trabajar. Como decíamos al comenzar, se trata de alcanzar el nivel de un hablante nativo de inglés, con sus matices contextuales, amplitud de vocabulario y precisión léxica.

En Serveis Lingüístics Barcelona puedes realizar una prueba de nivel para decidir el tipo de examen de Cambridge al que más se ajustan tus conocimientos de inglés y objetivos. Trabajaremos contigo y te ayudaremos a mejorar en tu aprendizaje hasta alcanzar el certificado de inglés que quieras o necesites. ¡Ponte en contacto con nosotros y hablamos!

%d bloggers like this: